Las cremas que tu piel necesita

Los expertos en belleza afirman que es igual de nocivo no cuidarse la piel aplicando cremas como excederse en el uso de productos cosméticos sobre la misma. Además, en este ámbito, el orden de los factores sí altera el producto. Te aconsejamos acerca de qué cremas usar y en qué orden, y potenciar así tu belleza al máximo.

Cada vez surgen más productos cosméticos específicos que puedes incluir en tu rutina, y aunque no hay un máximo recomendado, hay sustancias que no deben aplicarse a la vez. Es el caso de los hidroxiácidos y el retinol, y de los ácidos salicílico y glicólico, cuya mezcla no es recomendable, por lo que deben aplicarse en días alternos.

Si usamos demasiados productos, pueden surgir diversos problemas. El más común es el llamado “acné cosmético”, que se puede observar sobre todo alrededor de la boca. Un tipo de acné inflamatorio que afecta a personas que ya no están en edad de sufrir granitos, en especial entre los 25 y 35 años. Si ya padeces este molesto problema no te preocupes, existen tratamientos profesionales que te librarán de él.

Por otra parte, los dermatólogos recomiendan utilizar un limpiador y una crema hidratante como mínimo, tanto por la mañana como por la noche. Mientras que los protectores solares y los productos antioxidantes se han convertido en los nuevos básicos, que aplicados en conjunto multiplican su eficacia.

En cuanto al orden, no se trata de aplicar las cremas sin más, es importante la correcta sucesión de productos. Comienza por la limpieza: por las noches, utiliza un desmaquillante que retire la suciedad acumulada a lo largo del día y el maquillaje, y termina con un lavado de cara con agua tibia; por las mañanas, vuelve a lavar bien el rostro y aplica después un tónico.

Según tu tipo de piel (grasa, seca o mixta) escoge una crema hidratante, y aplícala dos veces al día, antes del maquillaje. Por último, el protector solar: por las mañanas, y tras aplicar el resto de productos cosméticos, unta esta crema bloqueadora solar para terminar con tu rutina de belleza. 

ACCESO PERSONAL