El maquillaje que más te favorece según tu color de pelo

El color de pelo, el de los ojos y el tono de la piel son los principales factores a tener en cuenta a la hora de maquillarse. Tomar como referencia solamente tu outfit es un error, ya que los colores que combinan con tu ropa no tienen por qué quedarte bien.

¡Empecemos por lo básico! La base de maquillaje debe ser lo más parecida posible al tono de tu cutis; si quieres conseguir un efecto bronceado ligero y natural, aplica polvos bronce por encima de la base. Recuerda que las pieles oscuras no deben abusar de correctores e iluminadores, ya que el contraste puede llegar a resultar artificial; aplícalo en los límites de la zona de la ojera y difumínalo muy bien. Y para dar un toque de color a los pómulos, apuesta por los tonos miel y anaranjados, ¡a todas nos sientan fenomenal!

Para las rubias con piel bronceada se recomiendan los colores cálidos: dorados, amarillos, cobres y marrones van de maravilla. En cuanto a los labiales, favorecen los marrones y naranjas, mientras que en los ojos se deben evitar los smokey eyes en negro. Las rubias más blanquitas de piel deben apostar por colores fríos: maquillaje en tonos rosados, labios rosas o rojos, y están permitidos los smokey eyes en tonos grises o ciruela.

¡Pasamos a las morenas! Las mujeres con cabello oscuro y tez clara se ven favorecidas con eyeliner negro y labios rojos, aunque también aceptan muy bien los tonos verdes y violetas. A evitar: el amarillo y el naranja. A las morenas de piel más oscura les sientan estupendamente los smokey eyes negros, los labios en tonos marrones o naranjas, así como el verde o el amarillo en los ojos.

Por su parte, las pelirrojas deben usar colores cálidos: caqui, melocotón, dorado… En los ojos favorecen los tonos negros y coral, mientras que las tonalidades tierra son perfectas para el labial.

¡Sácate partido! 

ACCESO PERSONAL