Los ‘beauty trips’, la opción de moda para las vacaciones

Desconectar del mundo, relajarte, encontrar un instante de bienestar solo para ti… Todo lo que buscas en unas vacaciones de verdad seguro que se aleja cada vez más de las playas abarrotadas de gente y de los circuitos con los que algunas agencias de viajes que te obligan a recorrer el mundo en un sprint. Los beauty trips o rutas de termalismo se están convirtiendo en una de las opciones favoritas de todos aquellos que desean disfrutar de su tiempo libre, así, sin más adjetivos, además de mejorar su salud y su estética con algún tratamiento específico.

 

 

Según un estudio de SRI Internacional, el turismo de salud y belleza ha crecido un 38% en los últimos cinco años en nuestro país; un dato en el que tienen mucho que ver los diez millones de turistas europeos que vienen cada año a España para relajarse en un balneario o spa y seguir algún tipo de tratamiento.

 

Los beauty trips ofrecen al turista la posibilidad de descansar y cambiar de aires durante sus vacaciones, además de poder relajar cuerpo y mente de todos los estímulos estresantes de la vida diaria. Problemas como el insomnio, tensiones corporales, dolencias de espalda, artritis, resfriados y hasta migrañas mejoran notablemente tras una ‘cura’ de al menos tres días en un spa o baño árabe. Además, ya sólo los tratamientos vinculados con la hidroterapia más básica muestran beneficios instantáneos en el organismo, como son la eliminación de toxinas, la limpieza profunda de la piel (que se traduce en una mayor luminosidad y suavidad), la mejora del sistema circulatorio y respiratorio y la introducción en un estado de relajación y bienestar.

 

Entre los tratamientos de relajación más demandados por los turistas que se apuntan a los viajes de termalismo están, ante todo, los circuitos de hidroterapia y los rituales de relajación. Los masajes con aceites con propiedades curativas, miel, algas, cítricos o chocolate y las envolturas en oro se completan a la perfección con cuidados intensivos exfoliantes o con efecto peeling con sustancias como el coco. Pero si, además, quieres aprovechar para someterte con discreción a algún tratamiento estético específico (pérdida de peso, anticelulítico, reductor, reafirmante…), los beauty trips son ideales para ello; un par de semanas de vacaciones son más que suficientes para volver a la realidad con el mejor de los aspectos.

 

Y es que la tradición del termalismo o de los baños árabes se remonta a hace siglos, cuando se extendieron por todo el mundo islámico medieval como una continuación de los baños romanos, convirtiéndose en centro de reunión social y en elemento esencial de la vida en todos los pueblos de Al-Ándalus. Ahora no sólo cogemos lo mejor de aquella tradición, sino que la retomamos apostando por los beneficios que el agua tiene no sólo para nuestra salud, sino también para nuestra belleza.

ACCESO PERSONAL