Maquillaje efecto cara lavada en 7 pasos

El efecto “no make-up” busca la naturalidad al mismo tiempo que una cobertura total que corrija las imperfecciones. Se trata de una de las tendencias más usadas en las últimas pasarelas nacionales e internacionales. ¿Te apuntas?

 

Este tipo de maquillaje es apto para todas las edades. Las más jóvenes podrán lucir un rostro sin brillos ni granitos, mientras que las mayores de 40 taparán esas arrugas y manchas que tanto les preocupan; solo hay que escoger los cosméticos más adecuados para cada tipo de piel. Puedes intentarlo tú misma o ponerte en manos de profesionales para llevar un maquillaje a la última en tus eventos de este verano. Te contamos cómo se consigue un look efecto cara lavada:

  1. Comienza por la hidratación. La piel debe lucir hidratada y saludable antes de empezar la sesión de maquillaje.
  2. Por su parte, las cejas deben estar definidas y cuidadas, pero no demasiado finas, para un resultado natural.
  3. Ahora sí, aplica una prebase correctora que se adapte a tu tipo de piel y a las imperfecciones que quieras tapar (rojeces, ojeras, falta de luminosidad…).
  4. A la hora de escoger tu fondo de maquillaje apuesta por un tono un poco más claro que el de tu cutis y con poca cobertura. Otra opción es una BB Cream, menos densa y con un efecto mucho más natural.
  5. El siguiente paso es la aplicación de polvos traslúcidos con la ayuda de una brocha gruesa, solamente en las zonas donde tengas brillos.
  6. En cuanto a los ojos, escoge un eyeliner beige, nude o dorado, que debes aplicar en la raya interior del ojo partiendo desde el lagrimal. Para dar luz a los párpados sin un efecto recargado, apuesta por sombras metalizadas en tonos claros o nude. Y para las pestañas, hazte con una máscara negra que consiga un acabado natural y sin apelmazar.
  7. Para terminar, aplica un colorete suave en las mejillas, iluminador en los pómulos, y utiliza un gloss o brillo para conseguir unos labios jugosos. 

ACCESO PERSONAL