Acaba con las manchas de la piel

El verano es la época del año más propicia para que aparezcan manchas en la piel, sobre todo en rostro, manos y espalda. Te contamos sus causas y soluciones.

Las manchas pueden ser oscuras o pálidas. El primer caso se produce por la hiperpigmentación y el segundo debido a la despigmentación. Nos vamos a centrar en las primeras, que se observan con más frecuencia, y los factores que dan lugar a su aparición pueden ser tanto internos como externos.

Entre los factores internos, los causantes pueden ser la falta de hierro, de calcio o de vitaminas. Aunque en la estación veraniega las causas externas suelen ser las culpables. Los rayos ultravioleta del sol dañan las células, y algunos productos como perfumes y cosméticos agravan el problema. Evita los productos con alcohol o colorantes con preparaciones de mercurio y la depilación con cuchilla, que también contribuyen a la aparición de manchas.

¿Cómo librarnos de ellas? Las más sencillas de eliminar son las producidas por la combinación de ciertos cosméticos con la posterior exposición al sol. Este tipo de manchas no suele durar más de tres meses, desaparecen de forma natural si te mantienes alejada de los rayos solares por un tiempo.

Por su parte, la hiperpigmentación que se produce con el envejecimiento de la piel o una mala exposición al sol es más difícil de eliminar. Puede tratarse de tres maneras distintas: con cremas despigmentantes, que ofrecen resultados visibles a largo plazo; con un peeling, tratamiento que hará desaparecer las manchas en unos días; o láser, siempre controlado por un dermatólogo.

Los tratamientos deben ir acompañados tanto de una preparación previa de la piel como de unos estrictos cuidados posteriores, que normalmente consisten en aplicar una alta protección solar durante al menos una semana y evitar la exposición al sol, que puede agravar el problema de las manchas o hacer que vuelvan a aparecer. 

ACCESO PERSONAL