Todo sobre el contouring corporal

El año 2015 el mundo de la belleza estuvo marcado por el contouring. Fue Kim Kardashian la que puso de moda esta técnica de maquillaje, que hace uso de las luces y las sombras para realzar las zonas más bonitas del rostro y esconder las que menos nos gustan.

Cuando ya creíamos que otros métodos como el strobing y el baking habían sustituido al de Kim, llegan las modelos de Victoria’s Secret y aplican el contouring al cuerpo. Esta técnica modela la silueta a través del maquillaje utilizando tonos oscuros e iluminadores para lograr un cuerpo visiblemente más estilizado.

Así, lucir un escote de infarto, unos brazos tonificados o unos abdominales impresionantes resulta más fácil que nunca. Además, el contouring corporal estiliza y alarga las piernas, afina los tobillos e incluso reduce la cintura. La figura que siempre habías deseado sin poner un pie en el gimnasio.

¿Te gustaría aplicarlo a tu día a día? Solo necesitas dos productos: polvos bronceadores dos tonos por encima de tu color de piel y un iluminador dos tonos por debajo de tu tonalidad natural. La clave reside en utilizar los oscuros para crear un efecto de profundidad y los claros para realzar. El uso de una crema autobronceadora hará que el resultado sea más duradero.

El escote es una de las zonas que más nos preocupa, ¡te contamos cómo llevar a cabo la técnica del contouring en esta parte! Aplica polvo bronceador en forma de “V” desde la clavícula hasta el esternón con ayuda de una brocha gruesa, difumina hacia el exterior y espolvorea en la zona del canalillo para darle más profundidad. Finaliza con un toque de iluminador en la parte superior, para potenciar el volumen.

Para unos abdominales marcados como los de las modelos de Victoria’s Secret, aprieta el abdomen y delinea de un tono más oscuro los puntos que quedan marcados: el centro y los dos lados, así como ambos costados y la pelvis.  

¡Consigue el cuerpo que siempre habías deseado!

ACCESO PERSONAL