Da la bienvenida al otoño con buena cara

¡Hoy decimos adiós al verano! La exposición a los rayos del sol, las visitas a la playa y la piscina y los excesos en la alimentación tienen consecuencias en la belleza de tu piel.

Hay daños visibles como la aparición de granitos en la cara, y manchas en las zonas más expuestas como las manos o el rostro. Pero cuestiones como los malos hábitos alimentarios adquiridos durante las vacaciones, también pueden causar daños que no se ven a simple vista. Ahora toca pensar: ¿Cómo afrontar el otoño con buena cara?

Con la llegada de esta época del año, no solo toca recuperarse de los excesos del verano, sino que es el momento de combatir amenazas para el organismo que vienen de la mano del frío.

¡Estación nueva, piel nueva! Empieza con un peeling completo, tanto corporal como facial. La exfoliación de la piel retira las células muertas y ayuda a incrementar la regeneración celular y la producción de elastina y colágeno. Te recomendamos echar un vistazo a todos nuestros tratamientos para la piel.

Además, debes cuidar la hidratación, por fuera y por dentro. Así, lucirás un cutis más joven y luminoso, y facilitarás la absorción de otros cosméticos específicos, como los anti-edad o los sebo-reguladores.

Por otra parte, levantarte con tiempo por las mañanas puede traducirse en beneficios para tu salud y belleza. Pon el despertador una hora antes de lo habitual, para hacer algo de ejercicio y desayunar tranquilamente antes de ir a trabajar. Tu estrés quedará reducido y tu rostro transmitirá fuerza y energía.

En cuanto a la alimentación, el “souping” es tendencia. Con la llegada del frío, los zumos y smoothies quedan atrás para dar paso a cremas y sopas calentitas. Prepáralas tú misma con ingredientes frescos de temporada, cocinadas con aceite de oliva y solo un poco de sal. Además de proporcionar una gran cantidad de nutrientes sin aporte de calorías, el “souping” ayuda en el proceso de digestión y depuración. ¡Tu nuevo plan detox!

¿Y tú? ¿Has comenzado el otoño con buena cara?

ACCESO PERSONAL