Rutina diaria de belleza

La piel del rostro es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, y nuestra tarjeta de presentación. Por eso, es importante que mantengamos un cuidado diario. Puede parecer un poco tedioso, pero como cualquier hábito, la limpieza de la piel de la cara te aportara muchos beneficios internos y externos. Cuando comiences a notar que tu piel está más radiante, lo más seguro es que incorpores estos pasos a tu rutina y no te costará convertirlo en una costumbre.

La  rutina diaria puede ayudarte amejorar tu piel. Es habitual que las células muertas se en la piel y esto puede provocar un aspecto apagado y la aparición de imperfecciones. La grasa de la piel actúa como alimento de las bacteriasque se alojan en el maquillaje y pueden aumentar las posibilidades de aparición de infecciones o alergias.

 

Sin una piel perfectamente limpia, es posible queni los mejores tratamientos surtan efecto. Si los poros están obstruidos, los principios activos incorporados en las cremas difícilmente no podrán ser absorbidos y alcanzar las capas profundas de la piel para ejercer su acción. La limpieza facial es fundamental e indispensable para lucir una piel radiante y sin impurezas, además de garantizar la eficacia de los productos del cuidado de la piel utilizados.

 

¿Cómo debería ser tu rutina de limpieza?

Para convertirse en una rutina es importante quesea fácil de realizar y que en poco tiempo puedas obtener una piel limpia y fresca, perfecta para aplicar después tus productos del cuidado de la piel. La rutina adecuada debe realizarse por la mañana y por la noche. Por la mañana, para eliminar el exceso de grasa que se ha producido durante la noche en el proceso de regeneración natural. Por la noche, para retirar el maquillaje y toda la suciedad e impurezas y permitir la regeneración natural mientras duermes.

 

El producto para utilizar debelimpiar suavemente sin dañar ni eliminar los elementos esenciales de la piel. También es importante que esta rutina, además de la limpieza facial, teayude a restaurar el equilibrio natural de la piel, para obtener una apariencia fresca y sana. Tiene que ser adecuada y diseñada para tu tipo de piel, tanto si se trata de piel grasa, mixta, seca o sensible. Debes utilizar productos específicos para tu piel y que aunque logres identificar características en común, la respuesta de cada producto puede variar por distintas razones, incluyendo alimentación, medicamentos, exposición solar, etc. Utilizar productos no adecuados puede provocarte sequedad, grasa, incluso acné.

 

¿Cuál es el orden a seguir?

Este orden es importante, porque cada paso cumple su función y si se altera el orden pierda su efectividad y no sirve para nada.

 

1. El primer paso es una buena limpieza facial, si es por la mañana con un limpiador facial suave, será suficiente. Si es por la noche, y vas maquillada, primero deberás desmaquillarte con un desmaquillante adecuado para tu tipo de piel (seca, normal, mixta o grasa) y  en función de la textura que te guste, existen en crema, leche o de base acuosa.

Aplica la cantidad suficiente. Para esto, puedes colocarla sobre 7 puntos en tu piel: frente, nariz, mentón, mejilla izquierda, mejilla derecha, cuello y pecho. La dirección adecuadasería aplicar la limpiadora por tu rostro de adentro hacia afuera y con un movimiento de barrido. Retira el producto enjuagando cuidadosamente con abundante agua o utilizando un paño humedecido con agua tibia. Si tu piel es sensible, lo mejor es no frotarla en exceso y preferiblemente pasar el paño una sola vez por cada zona de tu piel, de esta forma evitarás la irritación.

 

2. Continuamos con el exfoliante. Es suficiente hacerlo un par de veces por semana y concentrarnos en las zonas de nuestra piel en las que tengamos más porosabierto o puntos negros.

 

 

3. El tercer paso es aplicar el tónico astringente que te ayudará a cerrar los poros para evitar que entre suciedad y restaurar el PH  de la piel. Existen tónicos astringentes para cada tipo de piel, escoge el que mejor se adapte a la tuya. Algunos tónicos están formulados de tal manera que poseen propiedades hidratantes que nos ayudarán a dejar una piel más suave después de su uso.

Algunas personas no incorporan el tónico en su rutina de belleza porque creen que no es muy importante. Pero, el tónico es un imprescindible en el cuidado facial, hay que tener en cuenta los productos limpiadores a veces alteran la piel. Otro erros habitual con el tónico es que no se aplica bien, el producto no se debe arrastrar, es mejor ponerlo sobre la piel con pequeños toques. Podemos utilizar o no un algodón, lo puedes poner en las manos, calentarlo poniendo una contra otra y plantar la palma en las distintas zonas,desde la frente a la zona ‘T’.

 

4. Llegamos al paso más desconocido en la rutina de cuidado diario, el SerumHace unos años, bastaba con poner la crema tras la limpieza pero, hoy en día, la mayoría de las mujeres han incluido el serum en su rutina de belleza, aunque su función aún resulte bastante desconocida. Es un complemento de la crema hidratante, potencia su efecto.  Al ser más pesado en textura, el serum siempre debe ir antes de la crema hidratante, porque penetra en capas más profundas de la piel. Como el resto de productos, no se debe arrastrar, sino aplicar en toques siguiendo el siguiente orden:  Mejillas, frente, nariz, barbilla y óvalo facial, con unsuave masaje.

 

5. Por último, aplicamos la crema hidratante. La piel necesita humectación, sobre todo por la mañana, porque le espera un largo día de exposición, en el que se irá secando poco a poco. Todas las pieles, incluso las grasas, necesitan hidratación. Si tu piel es grasa busca una crema hidratante en textura gel, libre de grasa, y con pocas siliconas, para evitar la obstrucción de los poros. Si tu piel es seca una crema hidratante algo más nutritiva será ideal y para las pieles normales algo intermedio.

 

¿Qué necesitas?

 

  • Desmaquillante, en el caso que lleves maquillaje.

  • Limpiador facial específico para tu tipo de piel.

  • Tónico astringente, específico para tu tipo de piel.

  • Crema hidratante, específica para tu tipo de piel.

  • Serum, específico para tu tipo piel.

  • Algodones o gasas para aplicar el tónico.

ACCESO PERSONAL