La dieta que te pondrá guapa este verano

Un bronceado bonito y duradero no depende sólo del sol. La alimentación que sigas estas semanas y los cosméticos que utilices van a ser realmente quienes digan hasta cuándo se quedará contigo ese tono tostado que acabas de conseguir y lo poco o mucho que lucirá tu piel con el calor.

Una dieta rica en betacarotenos (los pigmentos que proveen a nuestro organismo del aproximadamente 50% de la vitamina A que necesitamos) se va a convertir en nuestra gran aliada este verano. Así, alimentos como las zanahorias, los tomates, la calabaza, el mango, la papaya o las espinacas deben entrar a formar parte de nuestra alimentación al menos varias semanas antes de la exposición regular al sol para potenciar la pigmentación y activar la melanina.

 

Pero no son los únicos beneficios de los betacarotenos, ya que también pueden mejorar nuestras defensas y nuestro sistema inmunológico general y, por su alto contenido en vitamina A, son ideales para el cuidado de la vista y la formación de los huesos y los glóbulos rojos.

Junto a los alimentos ricos en betacarotenos, también es importante incluir en nuestra dieta ácidos grasos saludables, como los que encontramos en los pescados azules (boquerones, sardinas, atún…), y responsables de aportar elasticidad, hidratación y firmeza a nuestra piel.

Y aunque ya sean nuestra gran apuesta de salud durante todo el año, en verano debemos potenciar aún más en nuestro día a día todos los alimentos antioxidantes (frutas, verduras…), ya que ellos serán los encargados de neutralizar los radicales libres que produce el sol en nuestra piel y que nos provocan un aspecto más fatigado y cansado en nuestra piel.

betacarotenos2Pero si eres de las que todavía quieres más, en el mercado dispones de una amplia variedad de complementos alimenticios (los llamados nutricosméticos) que ayudan tanto a protegerte de la radiación solar como a activar la melanina evitando el envejecimiento prematuro de la piel. Su poder radica en que tienen una altísima concentración de betacarotenos (hay nutricosméticos para cada necesidad), con lo que una píldora puede llegar a equivaler, por ejemplo, a tomar seis zanahorias diarias.

Pero lo más importante de todo es el agua. En verano es más importante que nunca no esperar a tener sed para beber parte de los al menos 2 litros diarios de agua que nuestro organismo necesita para funcionar adecuadamente. Además de regular nuestra temperatura corporal, cuidará de nuestra correcta hidratación tanto por dentro como por fuera.

Y es que la belleza se fundamenta en la salud: no existe un cuerpo bonito necesita si no es también un cuerpo sano y en forma. La alimentación, en verano y en todas las épocas del año, será la clave para cuidar día a día de nuestra salud y de nuestra belleza.

ACCESO PERSONAL