Masajes para mantener a raya la celulitis

¡Qué poco nos gusta la celulitis! Menos mal que, con un poquito de ganas y algo de disciplina, podemos trabajar para reducirla y prevenir su aparición.

¿Cómo? Cuidando de nuestra alimentación, practicando ejercicio moderado de manera regular y tratando las zonas rebeldes con masajes, cremas y productos especiales.

 

Lo que se conoce como “piel de naranja” surge cuando se acumulan lípidos y otras sustancias que acaban formando un tejido adiposo en determinadas zonas de la piel, para acumularse especialmente, como ya sabemos, en muslos y glúteos. Entre las causas más comunes que favorecen su aparición se encuentran el estrés, el factor hereditario, la ingesta en exceso de calorías y el uso continuado de ropa ajustada. Si bien es cierto que la obesidad supone un riesgo importante, la celulitis aparece en numerosas ocasiones en personas con un peso dentro de la media saludable.

masajeanticelulitico1Por todo esto, es muy recomendable usar ropa amplia y que no comprima la piel (¿recuperamos las faldas?); caminar al menos 30 minutos al día con el objetivo de favorecer la circulación sanguínea; e introducir algunos cambios en nuestra dieta, como reducir la sal en las comidas y beber alrededor de 2 litros de agua diariamente. Recuerda también que el alcohol y el tabaco son dos grandes enemigos de la piel, por lo que, si los consumes, es importante hacerlo con moderación.

Los masajes localizados pueden convertirse en una gran terapia para despedirnos de nuestra odiosa amiga, ya que ayudan a mover las grasas localizadas y a mejorar el sistema linfático. Si además los realizamos aplicando los aceites adecuados, multiplicaremos sus efectos beneficiosos. El aceite de oliva, el limón, el eucalipto, la salvia y el aceite de coco son algunos de los productos que podemos emplear para elaborar mascarillas caseras y efectivas.

Si te animas a realizar un ‘auto-masaje’ en casa, es buena idea exfoliar primero la piel para prepararla y eliminar impurezas y toxinas superficiales. Hazte con un guante de crin y masajea la zona con movimientos circulares, de arriba abajo. Conseguirás activar la circulación y el metabolismo. Aplica después el producto, crema o aceite de tu elección con masajes circulares hasta que la piel lo absorba completamente.

Un tratamiento profesional es, sin lugar a dudas, el mejor colofón para conseguir resultados visibles en menos tiempo. El masaje anticelulítico se realiza en abdomen, muslos y piernas principalmente, combinando presiones y maniobras lentas y profundas. Lo más recomendable es realizar unas 4-5 sesiones, tras las que muchas personas llegan a comprobar incluso una reducción de dos tallas.

¿Probamos?

ACCESO PERSONAL