Verano con un pelo de 10

Si en verano te pones protección solar en tu piel y usas gafas de sol, ¿por qué no proteges también tu cabello? El cloro de las piscinas, la sal del mar y el sol tan agresivo de estos días no sólo resecan y deshidratan tu pelo, sino que pueden también acelerar su caída si no seguimos unas sencillas precauciones.

Un sombrero o una gorra pueden protegerte adecuadamente de la exposición solar, aunque el mercado está lleno se productos específicos que se aplican fácilmente como spray y que combaten la deshidratación, además de proteger de los rayos UVA, y que contribuyen a mejorar el aspecto áspero, sin brillo, encrespado y decolorado que deja el sol en nuestra melena. Al igual que las cremas solares, se aplican un rato antes de salir de casa y hay que volver a usarlos aproximadamente cada dos horas para conseguir una protección 100% fiable.

Pero el sol no es ni mucho menos el único enemigo de nuestro cabello en verano, así que es importante asumir ciertas costumbres ‘sanas’ cada vez que salgamos de la playa o de la piscina, como aclarar bien nuestro pelo con abundante agua para eliminar cualquier resto de sal, arena o cloro que pueda quedar en él.

Ya en casa, usa un champú y un acondicionador que contenga keratina o pantenol, y no te olvides de usar tu mascarilla capilar con más frecuencia de lo que lo haces durante el año, ya que en esta época tu pelo (sobre todo si tienes una larga melena) necesita un plus de hidratación.

Si notas que con la mascarilla sigue sin ser suficiente, puedes probar con cualquier producto de la gama de elixires de Argán, mucho más específicos para nutrir en profundidad y desde la raíz el cabello, con un sérum o con un reparador específico para puntas, sin lugar a dudas las más maltratadas por el sol.

Aprovecha el buen tiempo para darle un respiro a tu pelo de secador y de plancha (¡bastante calor padece ya!), y apuesta en su lugar por el uso de espumas o geles fijadores con los que conseguir un rápido y atractivo efecto wet más desenfadado. Y, como siempre, la vuelta al cole también puede traerte un corte y una nueva coloración, con los que no sólo sanarás tu cabello, sino que también recuperarás su brillo y su fuerza original.

ACCESO PERSONAL