Los retoques digitales más descarados

Photoshop se ha convertido en una herramienta indispensable en las revistas de belleza, y hay profesionales que hacen verdaderas maravillas con él. Sin embargo, el exceso de retoques puede jugar malas pasadas, y cada día se publican fotografías con fallos, cuanto menos, curiosos.

Los cánones de belleza no son los mismos, ni en todo el mundo ni en todas las épocas. Van cambiando junto a la sociedad, que intenta seguirlos al pie de la letra, si no puede ser en la realidad, al menos digitalmente. Borrar imperfecciones de la piel como los granitos es una cosa, pero otra muy distinta es cambiar el aspecto de alguien casi por completo, hasta hacer que quede artificial y nada creíble.

Un caso muy comentado es el de la portada de la revista ¡Hola! en su 70 aniversario, donde aparecían Isabel Preysler y Carmen Martínez Bordiú con un cutis que no tenía nada que envidiar al de una chica de 20 años.

Con la moda de formar un hueco entre los muslos para parecer más delgada, también conocida como “Thigh gap”, han sido muy numerosos los retoques realizados en las piernas de las modelos. Y esto ha provocado que a más de uno se le fuera la mano borrando.

Pero no sólo las mujeres son víctimas de estos excesos. Sir Ian McKellen, el actor que encarna a Gandalf en “El Señor de los Anillos”, también parece más joven en pantalla, donde los signos de expresión y las arrugas más marcadas desaparecen.

Por su parte, el corta y pega también es peligroso. Coger un fondo de aquí y una modelo de allá y juntarlos en una misma imagen, ha dado lugar en varias ocasiones a manos fantasma como ésta:

Nosotros te recomendamos los tratamientos de hidroterapia de nuestros spas, para que tu belleza sea real. Ven a nuestro programa de varios días, que incluye hidratación, peeling, oxigenación, manicura, pedicura y circuito termal… ¡y no necesitarás ningún retoque digital!

ACCESO PERSONAL