Secretos de belleza con aloe vera

El aloe vera es una planta medicinal procedente de África y naturalizada en regiones subtropicales y templadas, incluido el Mediterráneo. Su conocimiento se remonta a la Antigüedad, cuando ya Cleopatra lo utilizaba en sus rituales de belleza, y Aristóteles lo recomendaba como fuente de salud y bienestar.

El aloe vera es rico en vitaminas A, E y C, minerales y en complejo B, por lo que resulta muy beneficioso para la salud. Consumiendo en ayunas el gel de la hoja mezclado con miel, las defensas de nuestro organismo aumentarán. Además, es un gran aliado contra los problemas estomacales.

Pero el aloe vera no sólo es saludable, sino que puede aplicarse en numerosos trucos de belleza.

Por su efecto peeling es un gran regenerador de la piel, puede ayudar en la eliminación de manchas, y rejuvenecer y dar luminosidad al cutis. Además, su aplicación en la piel puede ayudar en la reducción de las arrugas del rostro, ya que multiplica la producción de colágeno. Combinando su efecto con tratamientos faciales profesionales, conseguirás el mejor resultado.

Por otra parte, contiene elementos similares a la queratina, que aumentan la flexibilidad del cabello, dificultando que se quiebre y dañe. Cura la sequedad y proporciona los nutrientes e hidratación necesaria para una melena con vida. Un remedio perfecto para el pelo sin brillo, que junto a otros tratamientos capilares, le devolverá la fuerza y salud perdidas.

Gracias a sus infinitas propiedades, el aloe vera se encuentra presente en cosméticos, cremas y otros productos dirigidos a mejorar la salud de la piel y el cabello. Para crear una crema hidratante casera con esta planta, mezcla el gel de una hoja, tras licuarlo, con una cucharada de aceite de oliva, y si quieres, añade unas gotas de tu perfume. Remueve la mezcla y aplícalo diariamente en tu rostro.

¡Siente los beneficios del aloe vera en tu piel! 

ACCESO PERSONAL