Varices: cómo prevenirlas

Las varices son dilataciones venosas, caracterizadas por la imposibilidad de establecer un retorno eficaz de la sangre hasta el corazón. Esto provoca su acumulación en lugares como las piernas.

Las varices no solo suponen un problema estético, sino que pueden causar enormes molestias y empeorar tu calidad de vida. Su desarrollo se ve favorecido por la obesidad, el sobrepeso, el sedentarismo, los embarazos, la edad o el factor genético. ¿Quiénes son más propensos a sufrirlas? Las mujeres mayores de 35 años.

Los síntomas más frecuentes cuando existen problemas de circulación en las piernas son hinchazón, pesadez y calambres, que se manifiestan en forma de piernas cansadas o varices.

Si sufres esta patología, debes saber que no desaparecerá sin más, y que puede derivar en problemas mayores. Por eso, te damos algunas claves para prevenir las varices.

 

Consejos:

–          Evita permanecer de pie quieto o sentado, durante largos períodos de tiempo.

–          Activa la circulación con duchas alternando agua fría y caliente, y date masajes.

–          Acude periódicamente a tratamientos específicos.

–          Sigue una dieta equilibrada baja en sal.

–          Evita sentarte con las piernas cruzadas.

–          Evita el calor en las piernas.

–          Usa un calzado apropiado, ni excesivamente plano ni con tacón alto.

–          Evita la ropa demasiado ajustada.

 

Ejercicios:

–          Camina habitualmente.

–          Túmbate al llegar a casa y pon las piernas en alto.

–          Camina de puntillas y sobre los talones, alternando ambos ejercicios.

–          Mientras estás en la oficina, estira y encoge las piernas girando los tobillos.

–          Pedaleo. Si no te animas a dar un paseo en bicicleta, túmbate en el suelo y realiza movimientos de pedaleo.

–          En posición horizontal, eleva las piernas y realiza movimientos de tijeras cruzándolas.

–          En la misma postura, levanta las piernas y bájalas lentamente. bien

ACCESO PERSONAL