Consejos para prolongar tu bronceado

Inmersos como estamos en septiembre, y, aunque todavía no ha llegado el frío, ya estamos sacando la chaqueta del armario y despidiéndonos de las sandalias. ¿Tenemos que decir adiós al bronceado también? La respuesta es no. Te damos las claves para prolongar tu moreno al máximo.

Para empezar, no dejes de usar protección solar. Está claro que el sol ya no resulta tan intenso, pero los rayos solares siguen siendo dañinos para la piel, y necesitamos protegerla incluso para dar un breve paseo al aire libre.

Después de la ducha, sustituye tu crema hidratante por aftersun. Aunque ya no te expongas al sol tanto como en pleno agosto, sigues estando bronceada, y el uso de este producto te aportará el plus de hidratación que necesitas, además de prolongar ese tono dorado de tu piel.

Hidrata tu cuerpo por dentro y por fuera. Aplica lociones y cremas al menos una vez al día, y bebe agua, para evitar la descamación de la piel y conseguir que luzca sana y bonita.

Para lograr una tez con más luminosidad, aplícate una ampolla de serum facial, que combina potentes agentes hidratantes para regenerar una piel que ha estado expuesta a las inclemencias del verano.

No debes olvidarte de la exfoliación periódica, tanto facial como corporal. Eliminarás las células muertas, y tu bronceado se verá mejor.

La alimentación también es imprescindible en la salud y color de tu cutis. Hay alimentos que además de potenciar el moreno, son saludables. Es el caso del tomate, la zanahoria, la sandía y las espinacas. ¡Incorpóralos a tu dieta y notarás resultados!

Por otra parte, incorporando a tu rutina un autobronceador y nutricosmética específica, resaltarás aún más el color morenito que ya tiene tu piel, y evitarás que se disipe en los meses de frío. 

ACCESO PERSONAL